LOS COLONOS DE CATÁN y expansiones.

Portada Los colonos de Catán

Año: 1995

Jugadores: 3-4 jugadores

Duración: 90 min

Dificultad: fácil-media

Precio: 40 € aprox.

A estas alturas es probable que no os descubra nada nuevo al hablaros del juego “Los colonos de Catán” (The Settlers of Catan). Sin embargo es casi imperdonable que aún no hayamos hecho una reseña sobre este juego para aquellos que no lo conocéis ya que consideramos que fue el que nos dio el “empujoncito” (junto al Carcassonne) para convertirnos en verdaderos jugones.

Por lo que venimos observando, “Los colonos de Catán” suele ser de los primeros juegos de mesa que entran en casa cuando empiezas a interesarte más y más sobre este tema. En nuestro caso así fue, se convirtió durante un tiempo en el rey indiscutible de nuestra recién iniciada ludoteca, y le dimos muchísimo uso durante un tiempo hasta que comenzamos a probar más y más juegos. Al final terminó relegado en un rinconcillo y ya apenas lo jugamos.
Hace poco se lo prestamos a unos amigos que van por el camino de convertirse en jugones y nos dijeron que en un fin de semana habían echado 8 partidas. Nos recordó a nuestros inicios y las partidas que echábamos un finde si y otro también. Por tanto haremos una pequeña reseña a modo de agradecimiento y para aquellos que aún no os habéis topado con él.
Los Colonos de Catán cuenta con varias expansiones: NavegantesCiudades y Caballeros y Mercaderes y Bárbaros además de una larga gama de productos Catán.

Los colonos de Catán

Tablero Los colonos de Catán
El juego consiste en colonizar la isla de Catán. Para ello tendremos que construir caminos, poblados y ciudades hasta obtener 10 puntos. ¿Cómo construímos todo esto? consiguiendo materias primas: cereales, arcilla, mineral (roca), madera y lana. El tablero esta formado por hexágonos que representan cada una de las materias primas. Estos a su vez contienen un número colocado al azar del 1 al 12 que indicará el número a obtener en los dados para recoger esa materia prima siempre y cuando tengamos un poblado en ese hexágono. Hay números que tienen más probabilidad de salir, por lo que al inicio de la partida es importante colocarse bien en el tablero para obtener las materias primas necesarias para construir. Una vez colocados en el tablero (se empieza con 2 caminos y dos poblados cada jugador) se comienza el juego.El turno de cada jugador consiste en:1. Se tiran los dados y todos los jugadores recogen las materias primas correspondientes al número, siempre y cuando tengan un poblado en ese hexágono.

2. Comercio de materiales con el resto de jugadores (aquí es donde esta la maldad y la diplomacia) o con la banca a coste 4:1

3. Construcción de edificios. Se pueden construir todos los edificos que quieras siempre que tengas los materiales necesarios.

Hay un tipo de cartas llamadas “cartas de desarrollo” que pueden comprarse y nos proporcionan diferentes ventajas: puntos extra, recogida de materiales o caballeros por ejemplo.

También existe el “ladrón” el cual se pone en juego cuando sale el número 7 en los dados. En ese momento todos los jugadores tienen que comprobar si tienen más de 7 cartas, en ese caso deberán descartarse de la mitad. El jugador que ha sacado el 7 decide colocar el ladrón en el hexágono que quiera y los jugadores que tengan ahí algún poblado no podrán coger materia prima hasta que se vaya el ladrón.

Los colonos de Catán: Expansión Navegantes.

Aunque hemos leído opiniones en las que aconsejan más las otras dos expansiones (Ciudades y Caballeros y Mercaderes y Bárbaros), Navegantes no está mal y le da otra vidilla al juego sobre todo cuando ya lo has jugado mucho y empiezas a perderle el interés. No podemos compararlo con las otras dos porque no las hemos probado. Aún así os dejamos un par de reseñas de otros blogs para que os hagáis una idea:

Ciudades y Caballeros
Mercaderes y Bárbaros

¿Qué le aporta de nuevo Navegantes a Catán? Pues principalmente la posibilidad de hacer varios escenarios y que cada partida sea diferente. El juego incluye 30 piezas hexagonales más por lo que el tablero se agranda bastante. En las fotos tenéis algunos ejemplos de disposiciones del tablero.

Ahora al haber varias islas se incluyen los barcos, que actúan básicamente igual que los caminos y te sirven para llegar a las islas y colonizar. También hay un pirata para fastidiar en los hexágonos de agua ya que al colocarlo en uno de ellos no se permite construir barcos hasta que éste se vaya.
Se incluyen diez escenarios especiales con diferentes peculiaridades y objetivos. En función del escenario varía el número de puntos a conseguir para ganar.

Conclusiones

Gran juego de mesa para iniciarse en el “mundillo jugón” aunque con el tiempo se le va perdiendo el interés, entre otras cosas, porque el factor azar influye bastante. Un clásico que a día de hoy sigue vendiéndose y jugándose en medio mundo.

Las expansiones le dan otra vidilla al juego y le mejoran bastante. Eso sí, son un poco caras ya que cuestan casi como el juego original.

Hay bastantes más juegos relacionados con Catán, como por ejemplo el Catán de dados, Catán Junior o el reciente Los colonos de América. En una próxima reseña hablaremos del Catán de cartas (para 4 jugadores). No cabe duda que su autor (Klaus Teuber) se ha montado todo un imperio en torno al Catán.

¡Gracias Catán por hacernos jugones!

Puedes encontrar Catan en nuestra tienda

Una respuesta a “LOS COLONOS DE CATÁN y expansiones.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *